Saltar al contenido
Candelabros de cristal

Cómo montar una zona de desayuno en el dormitorio

mesa dormitorio

¿Tienes un dormitorio muy grande y te da algo de pena que se desaprovechen algunas partes de este porque no sabes que poner? ¿Y qué tal una zona de desayuno en el que tener un poco de privacidad por las mañanas antes de enfrentaros al día que os espera?

El primero que se levante puede prepararlo, y en lugar de llevarlo a la cama, tener preparada una zona en la que tomarla tranquilamente. ¿Quieres que te expliquemos como hacer una?

La mesa

Comencemos con la mesa para el dormitorio. Esta no tiene por qué ser muy grande, a fin de cuentas, va a ser una zona para desayunar de dos personas. Lo ideal sería que fuese redonda, dado que va a estar en una esquina es lo que mejor quedaría.

¿Qué no te gustan las redondas? No pasa nada, puede ser cuadrada. Incluso, si esa zona luego crees que la vas a aprovechar para otra cosa, puede ser una mesa plegable. No tiene por qué estar fija en el mismo lugar todo el día. Aunque, si el dormitorio es grande, ¿qué más da?

Los asientos

Vamos a algo fundamental: los asientos. Dado que va a ser para el dormitorio, ¿por qué no tirar un poco la casa por la ventana y comprar algo cómodo, aunque salga un poco más caro? Por ejemplo, un par de butacas, unos sillones… en lugar de las clásicas sillas, que quedarían un poco sosas. Así estaréis muy cómodos tomando el café por las mañanas.

mesas para dormitorios

Un bonito mantel

¿Vas a dejar la mesa al descubierto? ¡Claro qué no! Tienes que cubrir la mesa con un bonito mantel. Que sea a juego con las sabanas de la cama, o esté relacionado con el tipo de decoración que tienes en el cuarto.

Por ejemplo, ¿una decoración chic? Que sea de flores. ¿Rústica? Un mantel con dibujos de animales. ¿Moderna? De un solo color y totalmente lisos, o de barras con dos colores.

Algún accesorio en la mesa

No estaría de más que tuvieras algún accesorio en la mesa de dormitorio que esté expuesto todo el día, pero que también tenga alguna función llegado el momento. Por ejemplo, un candelabro de cristal.

Podéis desayunar por las mañanas acompañados del dulce aroma de unas velas aromáticas. O, si decidís tener una noche romántica, ¿por qué no aprovechar para cenar en esta zona del cuarto? ¡Con el candelabro de cristal sujetando las velas podrás crear el ambiente romántico perfecto!

¿Cuál es la mejor ubicación para una zona de desayuno en el dormitorio?

Es una buena pregunta, con una respuesta bastante sencilla. La mejor ubicación siempre será cerca de la ventana. Así, mientras tomas el café con una tostada puedes leer tranquilamente las noticias de la mañana.

¿Qué tu dormitorio da un balcón y no quieres obstruir el paso? Entonces ponlo a un lado de este para que la zona reciba la luz natural. ¡O cierra el balcón y ganárselo al dormitorio para poner ahí la zona de desayuno! Si tienes una casa con vistas, ¿qué mejor forma hay de disfrutarlas que de buena mañana?